top of page

De sueños y responsabilidades

Actualizado: 12 sept 2021

Me encanta ver en redes sociales felicitaciones de mamás y papás a sus hijos. Van llenos de cariño, de ilusión, de deseos maravillosos. En muchos de estos mensajes encuentro la frase: “que sigas siempre tus sueños”, invariablemente es aquí donde me detengo.

Y es que a pesar de que la frase suena hermosa me hace pensar que nos está haciendo falta desearles otras cosas más importantes. Te explico por qué:


Desde hace tiempo he notado que cuando llego a las tiendas de ropa por lo general me atienden personas de unos 40 años o más. Meses atrás conocí a la persona encargada de contrataciones de personal en una de mis tiendas favoritas. Aproveché para preguntarle si lo que notaba en la edad de los empleados era una tendencia local, cambios en la política de contrataciones, etc. Su respuesta me impresiono: los jóvenes no se comprometen. Faltan a su trabajo porque “se sienten tristes” cuando se despertaron o porque se quedaron jugando un videojuego hasta tarde. Se presentan al trabajo a las 9:15 (aunque la tienda abre a las 9 y los empleados deben estar ahí desde las 8:45) y cuando se les llama la atención por la impuntualidad la respuesta es: “pero lo que importa es que sí vine”. Me hablaba de renuncias a los quince días de haber sido contratados y sin previo aviso, después de que se invirtió tiempo y recursos en su capacitación. Incluso me decía que por primera vez en la historia de EU hay una escasez de salvavidas en las albercas, el trabajo de tradición para los jóvenes en el verano. La razón: los salvavidas no pueden tener el celular consigo mientras están en guardia. Ella estaba desesperada por la falta de compromiso y seriedad de los empleados. Evidentemente estos jóvenes han escuchado mucho sobre libertad y sobre seguir sus sueños. Pero no han aprendido sobre responsabilidad.

Y es aquí donde los dos temas se unen. Si los papás, la televisión, las revistas, los amigos y en general toda la sociedad le está hablando a nuestros hijos de seguir sus sueños ¿quién les está hablando de responsabilidad? Y no solo de ello sino también de compromiso, lealtad, esfuerzo y de perseverancia. De que después de seguir el sueño de casarse y formar una familia, no se pueden ir cuando las cosas se compliquen o cuando aparezca un sueño nuevo y más atractivo, abandonando a sus hijos. Que cuando han tomado un trabajo hay personas que han invertido tiempo y recursos para prepararlos y que además cuentan con que ellos estarán para hacer el trabajo por el que se les está pagando.


Y no es que proponga que nos quedemos en el mismo trabajo de por vida y que no sigamos nuevas oportunidades. O que no podamos seguir soñando una vez que hemos formado una familia. Sino a que les enseñemos a nuestros hijos (y de pasada a nosotros mismos) a no abandonar sus sueños por seguir otros. De terminar lo que empezaron y de hacerlo bien. De cumplir con lo que se comprometieron y de terminar lo que prometieron. Que les enseñemos que tal vez es mejor elegir cuáles de todos esos sueños son los que se deben de seguir y comprometerse con ellos hasta que los saquen adelante de la mejor manera. Que los formemos en responsabilidad, compromiso, esfuerzo, lealtad y perseverancia.


Decirlo es fácil, pero muchas veces lograrlo puede ser más complicado. Es por eso que debemos de fomentar en los niños y jóvenes la responsabilidad, el compromiso y la perseverancia.


Les mando un afectuoso saludo y los invito a adquirir en los siguientes links el libro y el seminario en línea bajo demanda de La Transformación del Adolescente: Guía para padres y profesionales donde aprenderán más de este y otros temas.


Ana Sofía Arteaga


303 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page